¿Gasta gasolina el aire acondicionado de tu coche?

Mayo 10, 2019

El aire acondicionado es un elemento ya presente en todos los vehículos. Pero su eficiencia y buen uso van a determinar el gasto que implique de gasolina.

Todos los conductores nos hemos hecho esta pregunta alguna vez. "¿Gasta gasolina el aire acondicionado de un coche?" Como la mayoría ya sabe, efectivamente la respuesta es afirmativa. El aire acondicionado sí gasta gasolina.

 

Sin embargo, explicar cómo y por qué no es tan sencillo. Vamos a intentarlo a continuación.

 

¿Por qué gasta gasolina el aire acondicionado?

 

El aire acondicionado, como también sucede con el sistema de climatización de un vehículo, requiere la acción de muchos complementos electrónicos y mecánicos.

No es preciso detallar este proceso, pero basta con saber que actúan un compresor, un condensador, gas refrigerante que es comprimido, una válvula de expansión y el evaporador para airear, mediante ventilador desde las rejillas, el interior del vehículo.

 

Poder accionar y mantener en funcionamiento todos estos elementos tiene en común un gasto energético. Este gasto es responsabilidad del motor, al que le vamos a pedir más energía cuanto más usemos el aire acondicionado.

Para que el motor ofrezca más energía, debe consumir más gasolina y aquí encontramos la relación de por qué, al accionar el aire acondicionado, gastamos gasolina.

 

¿Cuánta gasolina gastamos con el aire acondicionado en marcha?

 

El problema de la medición entre aire acondicionado y gasto de gasolina se encuentra en las distintas variables que entran en juego.

El consumo que requiere el aire acondicionado para un servicio óptimo, depende de la temperatura interior y exterior del coche, la temperatura que queremos lograr, así como la eficiencia del sistema para mantener dicha temperatura.

 

Los vehículos más modernos, cuentan con un sistema de mantenimiento eficiente de la temperatura, que no requiere tener el aire acondicionado en funcionamiento todo el rato.

Es más, algunos vehículos relacionan las necesidades del motor a las acciones del compresor, con el fin de que las prestaciones mecánicas no se vean alteradas, por ejemplo cuando se acelera a fondo.

 

Alternativas recomendables y no recomendables al aire acondicionado

 

Ante el gasto de gasolina que supone el aire acondicionado, muchos conductores optan por bajar la ventanilla. Esto tiene muchos inconvenientes.

En ciudad supone exponer al conductor y a los pasajeros a la contaminación de CO2 del resto de vehículos, mucho más condensada por la mayor cantidad de coches y motos en el mismo espacio.

 

Fuera de la ciudad puede que la contaminación no sea tan determinante, pero sí el gasto de gasolina. Bajar las ventanillas afecta a la aerodinámica del vehículo, poniendo más resistencia en la circulación.

En consecuencia, el motor debe impulsar mayor energía y, por tanto, gastar más gasolina incluso que si el aire acondicionado está en marcha.

Por descontado, se recomienda que cuando las temperaturas sean excesivamente altas, no se deje de utilizar el aire acondicionado solo por ahorro de combustible.

 

Lo más recomendable es escoger un sistema de climatización de alta eficiencia energética, con el que disfrutaremos de la mejor temperatura dentro del vehículo, ocasionando el menor gasto posible.

 

 



Más información sobre Magic Plan 3D
captcha

He leído y acepto que RCI Banque, S.A. me ofrezca periódicamente información sobre los productos y servicios que en cada momento comercialice, por cualquier medio, incluido el electrónico, ya sean productos bancarios, seguros o servicios en cuya distribución intervenga RCI Banque, S.A. y que se ajusten a su perfil. Condiciones de privacidad